como cortar la carne

Con la entrada del otoño la industria cárnica se prepara para la subida de venta que se produce en Navidad. Productos cárnicos y embutidos que se consumen durante los días de fiesta y que hay que comenzar a elaborar. Si eres de los que prefiere preparar las cenas de las fiestas en casa te contamos cómo cortar la carne en función a la pieza que vayas a preparar.

Cómo cortar la carne de cerdo:

Para estos días se opta por las piezas de mayor calidad del cerdo como son el lomo y el solomillo. Este primero contiene fibras un poco más duras que las del solomillo y además sus vetas no están de forma paralela. Mejor no cortar de forma transversal para que no se haga más la carne por un lado que por otro.

Las chuletas de cerdo son la parte que más maña requiere. La cantidad de fibras dificultan un poco el corte, sin embargo, las de aguja no presentan dificultad puesto que sus fibras son todas del mismo tipo.

Cómo cortar la carne de vacuno:

El solomillo de ternera es la parte más demandada en las comidas de Navidad. Para cortar esta parte debemos quitar primero la grasa exterior y luego la fina piel que hay entre la carne y la grasa. No hagas un corte demasiado profundo para no eliminar por completo la grasa de la piel, así la carne se cocinará más jugosa.

El redondo de ternera es una parte con una calidad excelente. Siempre se deben cortar en dirección contraria a las vetas y en piezas finas.  

El entrecot, una parte jugosa y de una calidad superior, se debe cortar sin retirar la grasa superficial. Se debe deshuesar para asar en el horno si se trata de la parte del chuletón y si es de la parte alta de la pata se deberá cortar en rodajas gruesas y de forma transversal, pero nunca deshuesar.

Recuerda que la calidad de la carne es esencial, pero usar los cuchillos adecuados y el corte correcto hará que la jugosidad y el sabor de la pieza sea el mejor.

Con la llegada del verano se producen cambios de hábitos (comidas en restaurantes, chiringuitos, hoteles…) el cuerpo se vuelve pesado y todo nos cuesta más. Gracias a que existen ayudas naturales como las especias podemos asegurarnos una buena digestión en verano. Por eso traemos una serie de especias que no solo sirven para aliñar los platos, sino que los hacen más ligeros y poderlos disfrutar más.

Las cinco especias más saludables para el verano:

  • Cilantro: es una de las especias más refrescantes, se parece mucho al perejil pero no en su sabor, el cual es fantástico para barbacoas o preparar curry. Puedes hacerte una tosana con hielo o usarlo como aceite esencial. Además de refrescarte ayuda a una digestión más ligera y estabiliza los niveles de azúcar
  • Canela de Ceylán: se trata de una variedad muy distinta de la canela bastarda, de sabor más fuerte y calidad inferior. A la canela se le atribuyen un sinfín de propiedades, además de ser un excelente sustituto del azúcar, de hecho es conocida por regular la glucemia en sangre, es digestiva, analgésica y antinflamatoria.
  • Cardamomo: más allá de su uso como condimento en gin-tonics, es una excelente ayuda para las digestiones. Añade uno o dos pellizcos de cardamomo a un té rooibos frío  junto a un toque de leche de almendras o para obtener una bebida muy refrescante y veraniega.
  • Cúrcuma: más conocida como el oro indio, tiene gran poder antiinflamatorio que protege y mejora la salud de casi todos nuestros órganos entre ellos el estómago e intestino. La podemos usar en arroces, legumbres y aliños o en bebidas como la “leche dorada”.
  • Azafrán: esta es otra especia muy refrescante y versátil: arroces, currys, ahumados… pero también en tés y bebidas. Para preparar un té frío con azafrán, hierve agua y añade azafrán en polvo y un par de vainas de cardamomo.

Con este botiquín digestivo nuestro estómago quedará protegido y a pruebas de viajes y salidas. No olvides que para resultados de calidad es imprescindible el uso de especias naturales y condimentos de calidad como son los productos de Magenis. ¡Disfruta de un verano 100% sano!

Kebab es una palabra de origen persa, significa “carne a la parrilla” aunque a veces recibe otras denominaciones como “Shawarma” proviene del árabe. La carne tradicional del kebab es el cordero, pero dependiendo de la zona y por prohibiciones religiosas se utilizan otras carnes como la ternera o el pollo y algunas veces introducen vegetales como las berenjenas, el tomate, las zanahorias o los chiles.

Su origen está en el barrio de Kreuzberg de Berlín, donde un inmigrante turco cuyo nombre es Kadir Nurman lo ideó como comida rápida para los obreros. Se introdujo en Europa alrededor de los años 70 debido a la fuerte inmigración turca que se produjo en Alemania.

Los kebabs se han convertido en una comida muy popular en nuestro país tanto por su sabor como por su carne bien condimentada y la comodidad a la hora de comerlos.

Además nos brindan un gran aporte proteico debido al ingrediente que se le añade a la carne ya que incluye casi todos los grupos alimenticios necesarios para una alimentación saludable, contiene:

  • Pan: aporta hidratos de carbono
  • Verduras y hortalizas: que aportan vitaminas, minerales y fibra
  • Lácteos y aceite (en la salsa de yogur)

Aunque incluye todos los elementos recomendados hay que tener en cuenta que es un plato con un elevado aporte calórico y que solo se debe tomar ocasionalmente  y mejor acompañarlo con ensalada en lugar de las patatas fritas.

¿Qué tipo de especias se utilizan?

Las especias para condimentar la carne, cómo suele pasar en casi todos los sitios depende mucho de cada familia, pero en común casi todas las mezclas suelen llevar comino, cilantro, cúrcuma, pimentón, alcaravea, nuez moscada, cayena y canela.

A la hora de adobarla se suele utilizar dos condimentos: el Ras al Hanut y las siete especias.

El Ras Al  Hanut está conformado por veinte especias exóticas y su preparación varía según el proveedor de condimentos pero siempre contiene: pimienta negra, comino, cardamomo, nuez moscada, canela, pimentón, jengibre y perejil.

Siete especias se tratan de una mezcla en polvo de clavo de olor, comino, jengibre, cardamomo, nuez moscada, pimienta negra, pimienta de Jamaica, canela y semillas de cilantro.

Te habrás dado cuenta que para elaborar este plato existen cientos de mezclas especiales para carnes y muchas más opciones para añadir que la típica sal y pimienta.

Como vemos se ha convertido en un alimento revolucionario y a parte de las críticas positivas o negativas de expertos se consume habitualmente tanto a medio día como por la noche incluso a altas horas de la madrugada.

colorantes alimenticios

La industria alimentaria pone a nuestra disposición una incontable variedad de alimentos con sabores y colores variados que se consiguen gracias a colorantes y a aromatizantes. Actualmente los colorantes alimenticios son el grupo de aditivos en el que mayores diferencias existen en las legislaciones de distintos países, en los nórdicos prácticamente no pueden utilizarse mientras que por ejemplo en Reino Unido se utilizan algunos no autorizados por la unión Europea. En cuanto a la seguridad existen 23 colorantes dudosos porque no hay estudios concluyentes, entre ellos el famoso Southampton que abundan en productos dirigidos al público infantil.

Colorantes alimentarios más utilizados:

  • Colorantes naturales
    • E-100 Curcumina, es de origen natural cuando se extrae de la raíz de la cúrcuma aunque también puede sintetizarse de manera artificial. No se tiene constancia de posibles efectos adversos, sino todo lo contrario ya que el consumo de cúrcuma mejora la función cerebral, previene el Alzheimer, reduce el riesgo de enfermedad cardiaca, mejora los síntomas de la artritis, etc.
    • E-120 Cochinilla. Conocido también como carmín o ácido carmínico, está presente en productos como yogures, caramelos con sabor a fresa o productos cárnicos entre otros. También es un colorante natural ya que tiene la ventaja de presentar una excelente estabilidad dentro de los preparados alimenticios aunque también plantea inconvenientes ya que en algunas personas ha llegado a producir reacciones alérgicas.
    • E-162 Betanina. Se saca del extracto acuoso de la raíz de la remolacha roja. Este colorante se utiliza cada vez más por el rechazo a otros artificiales y lo podemos encontrar en productos de repostería, derivados de lácteos, bebidas, mermeladas, conservas de pescado y yogures.
  • Colorantes artificiales

Este tipo de colorantes son solubles al agua debido a la presencia de ácido sulfúrico aunque también se pueden utilizar de forma insoluble como lacas con hidróxido de aluminio, cuando se añaden a productos sólidos para evitar que se «destiñan’’.

La preocupación ha hecho que este tipo de colorantes hayan sido estudiados de forma exhaustiva por lo que respecta a su efecto para la salud.

¿Son realmente necesarios?

Actualmente los estudios científicos no han llegado a resultados concluyentes y la completa inocuidad de los colorantes alimenticios sigue siendo una incógnita. No podemos evitar ingerirlos cuando consumimos productos elaborados ya que están presentes para mejorar su calidad pero lo que si podemos hacer es evitar consumirlos de manera excesiva con al unos trucos como a la hora de comprar yogures que sean naturales o preparar nuestras propias mermeladas

especias mundiales

Las especias son usadas en todo el mundo con las mismas finalidades, pero existen mezclas de especias mundiales que otorgan a cada país un toque único y característico. La mezcla de especias se convierte en un emblema.

  • Ras el Hanout.

Proviene de Marruecos, su origen se atribuye a un comerciante llamado Abdalá, al llegar al mercado de Sáhara para vender sus especias los dromedarios que transportaban la mercancía se enzarzaron en una pelea esparciendo la misma por los suelos, Abdala no contento con perder la mercancía creó una estrategia alabando las cualidades de esa mezcla resultante.

El Ras el Hanout contiene diversas especias, raíces y flores secas. Se dice que esta mezcla puede contener de 4 a 100 especias y si queremos que el sabor sea completo es recomendable triturarlas con un mortero y para potenciarlo aún más debemos pasarla unos minutos por una sartén sin aceite.

La Ras el hanaut acumula un puñado de hierbas que no encontraremos en ningún otro lugar del mundo.

Su sabor cálido una ligera tonalidad picante y notas dulces lo hacen apropiado para adobar carnes, pescados y especialmente a la hora de preparar el cuscús.

  • Baharat turco.

Es el nombre que recibe una mezcla de especias de la cocina árabe, su composición varía según su región donde se elabore, el Baharat más común contiene los siguientes ingredientes: pimienta, canela, comino, pimentón, nuez moscada, coriandro y cardamomo.

Es usado para aromatizar cualquier tipo de alimento y en el norte de África se incluyen pétalos molidos cuando se adoba el cordero, ternera o en la elaboración de salsas.

  • Berberé etíope.

Se trata de una especia multiusos de la cocina etíope, su combinación picante y textura gruesa lo hacen apropiado a la hora de sazonar guisos, además de carnes de pollo y verduras.

Para su elaboración, se calientan las semillas en una sartén sin engrasar, cuando estas despendan su aroma se retiran del fuego y se pasan por un mortero. Más tarde se añaden los chiles, cuya cantidad depende del grado de picante que desee cada uno y por último la canela y el jengibre en polvo.

  • Masala Indio.

Esta mezcla de especias es originaria en el norte de la India y la mayor parte de las veces es usada en platos de carne.

Dependiendo del cocinero, el planto y la región la composición puede variar pero siempre suele incluir especias como el comino, la nuez moscada, canela, pimienta negra, chile en polvo y cardamomo.

 A la hora de su preparación, a diferencia de otras especias el Garam Masala se suele añadir al final de la cocción.

  • Achiote Mexicano

El achiote es una planta que crece en México y América Central, los mayas lo utilizaban para teñir su piel en algunos ritos religiosos, pero también hay quienes usan la pulpa para curar quemaduras o ampollas.

Se prepara con semillas de achiote, ajos, naranja, coriandro, sal kosher, conmino, pimienta negra, pimienta Jamaica y clavo.

Se unta en el cerdo, pescado y también en maricos ya que tiene un  sabor apimentado, picoso y dulzón.

El planeta disfruta de mezclas de especias mundiales que hacen de la comida una auténtica obra de arte.

especias y niños

La alimentación de los más pequeños es el tema que más preocupa en las familias, sobre todo cuando acaba el periodo de lactancia y hay que comenzar con la comida. Hay alimentos que producen muchas dudas incluso desconfianza, como las especias. Vamos a analizar qué especias pueden tomar los niños y desde cuándo.

Consumo de especias y niños pequeños:

Cada vez existen más métodos e investigaciones que confirman los beneficios que tiene introducir cuanto antes la alimentación sólida y variada en bebés.

Hasta los 12 meses: Cuando el bebé cumple su primer año, ya es recomendable que coma de todo tipo de verduras (en puré o no), carne y pescado. La forma de preparación de pende de la elección de los padres, la mayoría lo hacen en papillas aunque algunos optan por métodos como el BLW.

A partir de 1 año: hasta entonces no se ha introducido sal, especias o cualquier condimento en la alimentación del niño, y es lo correcto. A partir de este momento se deben ir añadiendo especias o hierbas aromáticas suaves, para que se eduquen en sabores nuevos. Estos alimentos pueden ser laurel, albahaca, orégano, perejil… y una cantidad muy moderada de sal. Además estas hierbas benefician el proceso digestivo y limpian el intestino. Estas hierbas aromáticas no producen ningún tipo de alergia.

A partir de 3-4 años: El resto de especias no se debe introducir antes de esta edad. Cuando ya el niño tiene en su dieta todo tipo de alimentos y está familiarizado con los sabores. Aun así hay especias que deben tomarse en cantidades muy moderadas si son para pequeños, como la pimienta, el curry, el ajo… pueden producir indigestión si la cantidad es mayor.

Es importante no sacrificar ningún tipo de alimento por miedo o desconfianza como pasa con las especias y niños. Las especias pueden aportar muchos beneficios para la salud de los niños si se saben cuándo dar y en qué cantidad.

uso de especias

¿Sabías que algo tan común como el uso de especias ha cambiado de significado durante la historia? Aunque ahora pensamos en pizza y nos huele a orégano, o pensamos en Navidad y nos huele a canela y clavo, lo cierto es que no siempre ha sido así.

Historia del uso de las especias:

Ya en la prehistoria se tienen datos del uso de las especias convencional, el de dar sabor a la carne. Los egipcios las usaban como cosméticos incluso para embalsamamientos. Los griegos y romanos destinaban su uso a fines medicinales. Fue a partir del siglo XIV cuando en Europa se comenzaron a utilizar en cocina, excepto en algunas zonas cristianas.

Fue en el siglo XVIII y XIX cuando se comenzaron a utilizar las especias para crear salsas y acompañar a los platos de carne y pescado de forma más original y sabrosa.

Lo curioso del uso de especias durante la historia es como en cada etapa han tenido un protagonismo diferente y cómo esos ciclos se van repitiendo de nuevo en la historia. Por ejemplo, aunque en la actualidad el mayor porcentaje de especias se usa para condimentar la comida, cada vez toman más importancia en tratamientos alternativos y complementarios a la medicina. La apuesta por una alimentación y cuidado del organismo con productos naturales vuelve a retomar esa presencia de las especias en temas medicinales como ocurría con los romanos.

La gran variedad que existe de especias junto con la multitud de usos que pueden aportar, hacen de este condimento un elemento esencial en gastronomía y en otras ramas dedicadas a la salud y al bienestar.

vino especiado

El vino especiado es una bebida de gran tradición durante los días de Navidad, aunque se consume durante todo el invierno. Muchos países apuestan por esta bebida en sus mercados navideños y es muy consumido por la población. Es ideal acompañarlo con galletas y dulces.

En Alemania esta bebida es conocida como Glühwein y en Inglaterra como Mulled o Hot Wine. El frío invernal de estos países hace que la población necesite calentarse y aislarse del frío, por eso esta bebida especiada es la mejor opción.

Aunque ésta bebida es más común encontrarla en el norte y centro de Europa, en España son muchos los que se han lanzado a vender el vino especiado en sus puestos navideños.

El vino está compuesto por especias que potencian su sabor. Se utiliza vino tinto y se le añaden los siguientes ingredientes:

Ingredientes Vino Especiado

  • Clavo
  • Estrellas de anís
  • Azúcar moreno
  • Naranja
  • Limón
  • Cardamomo
  • Nuez moscada
  • Canela

Su elaboración es muy sencilla. Lo primero es colocar en una olla todas las especias con las pieles de naranja y limón, además del azúcar moreno, todo déjalo calentar a fuego lento. Las especias y las pieles van a ir soltando su aroma y el azúcar se irá caramelizando. Cuando el azúcar esté totalmente disuelto, añade el vino y vuelve a dejarlo a fuego lento media hora. La cantidad de azúcar puede variar en función si te gusta más o menos dulce. Sin que el vino llegue a hervir, retira del fuego y deja reposar.

Una vez acabado puedes verter tu vino especiado sobre una botella, colado previamente. Y voilah, ya está tu vino listo para tomar.

Es sencillo y rápido, ya puedes sorprender a los tuyos preparándoles esta deliciosa bebida navideña.

elaboración de embutidos

Se acercan fechas donde pensar en los preparativos para Navidad es habitual. Buscamos los mejores precios pero para estas fechas lo que más nos preocupa es la calidad, ofrecer a nuestra familia y amigos los mejores productos en cada cena, comida y reunión. La elaboración de embutidos es un proceso que hay que cuidar para que el resultado sea el mejor.

Son muchos los aspectos que hay que cuidar para que el resultado sea el mejor tanto en calidad como en conservación.

Elaboración de embutidos: Qué hay que cuidar.

1: Productos de calidad:

Aunque resulta evidente hay que tener siempre presente que la clave un buen embutido está en la calidad de la carne que se utilice y de las especias, bases, condimentos o pimentones que se añadan.

2: Maquinaria precisa:

Picadora, amasadora y embutidora precisas y de calidad, aseguran una manipulación de los alimentos segura. Recuerda que la limpieza de la zona de producción es imprescindible.

3: Tripas:

Forman parte fundamental del embutido. Ya sea naturales, sintéticas comestibles y sintéticas de plástico, deben ser buenas y cumplir con todos los requisitos sanitarios y alimenticios.

4: Presentación:

La presentación adecuada del embutido garantiza un mayor tiempo de conservación. Pueden ser mallas, fundas o hilos para el cerrado de la tripa. El envasado al vacío es un acierto y apuesta segura, ya que mantiene el embutido en perfecto estado hasta su consumo. Es la mejor opción si decidimos preparar ya los embutidos que se consumen en Navidad.

Algunos de los productos cárnicos y embutidos se consumen tras un periodo de curación que en función de la pieza y de la calidad que se quiera conseguir será más o menos. Tener presente estos factores de influencia en la calidad es importante durante todo el año para garantizar un producto rico de sabor pero seguro para su consumo.

alimentos-cancer

Las especias, además de aportar un gran sabor a las comidas, tienen unas propiedades que ayudan a prevenir o combatir el cáncer. Podemos hablar de 5 especias y alimentos que previenen el cáncer.  A continuación vamos a explicar el por qué de cada una de ellas:

Especias y alimentos que previenen el cáncer:

  • Jengibre. Es una raíz y un ingrediente natural. Gracias a su potente antinflamatorio resulta muy útil para prevenir el cáncer.

 

  • Ajo. Tiene un fuerte poder para combatir la enfermedad gracias a la activación de las encimas que pelean a los agentes cancerígenos.

 

  • Canela. Debido a las propiedades de esta especia induce a las células cancerígenas a la muerte, evitando su proliferación.

 

  • Pimienta roja. Esta especia tiene un componente llamado capsaicin, el cual es capaz de matar células cancerígenas.

 

  • Cúrcuma. A través de la curcumina, inhibe el crecimiento de tumores de estómago, hígado y colon. Además resulta efectiva para reducir el desarrollo de la metástasis que se producen en el cáncer de mama.

Además de estas especias, existen otros alimentos que pueden ser beneficiosos para prevenir el cáncer:

  • Verduras. Col blanca y roja, repollo, nabo, coles de Bruselas y coliflor. Estas verduras contienen selenio, vitamica C y glucosilonatos. Estos alimentos trabajan evitando que las células precancerígenas se conviertan en tumores malignos.

 

  • Frutos rojos. Gracias al ácido elágico que contienen son capaces de ralentizar el crecimiento del tumor. En este caso destacamos los arándanos ya que poseen un elevado efecto antiinflamatorio y alto contenido en quercetina.

 

  • Algas. Contiene ácido fucúnico y fucanos, un polisacárido que provoca apoptosis a las células cancerosas.

 

  • Granada. Es una fruta que contiene un alto poder antioxidante. Tiene fitoquímicos antitumorales potencialmente eficaces contra el cáncer de mama y de próstata.

 

  • Chocolate negro. Debe tener un 74% de cacao para considerarse negro. Las proantocianidinas del cacao disminuyen el crecimiento del tumor de pulmón.

 

En Magenis disponemos de una amplia variedad de especias, garantizamos la calidad de nuestros productos con certificados.