conserva de especias

Un componente a destacar en los platos que consumimos diariamente son las especias. Por norma general, dichos productos consiguen intensificar el sabor de nuestra comida precisando de cantidades muy pequeñas en cada preparado. Por este motivo, la conserva de especias correcta  debe basarse en una serie de consejos específicos debido, tanto a lo mencionado anteriormente, como a las grandes cantidades en las que se distribuyen estos productos en el mercado.

Magenis trabaja para que sus especias lleguen a sus consumidores en las mejores condiciones posibles. No obstante, y a fin de que sus clientes disfruten de productos de calidad, otorga gran importancia a la necesidad de conocer y aplicar los siguientes consejos una vez que las especias han salido de la fábrica.

Consejos para la conserva de especias:

Las despensas que cumplen con los siguientes requisitos: buena ambientación, sequedad y ausencia de luz, son los lugares más apropiados para conservar estos productos en los hogares. Estos tres requisitos son aconsejables para las distintas variaciones existentes, no obstante, cada tipo de especia precisa de mayor o menor cuidad en función de su tipología. Por ejemplo, la albahaca, el romero, el perejil,  el orégano o el tomillo son especias que no pierden su aroma y su fresco con facilidad, a diferencia de otras como puede ser el curry.

De especial importancia es evitar que las especias se encuentren en lugares en los que haga un calor excesivo. En muchas ocasiones, se incurre en el error de poner los botes con dichos condimentos en la propia cocina, una localización útil y práctica pero no muy recomendada. Para solucionar esto se aconseja dosificar, en recipientes pequeños, las cantidades precisas para periodos cortos, e ir reponiendo en función de lo necesario con el fin de conservar el producto en lugares que cumplan las características mencionadas anteriormente.

Un buen método para conseguir opacidad en los recipientes de especias consiste en cubrir dichos botes con materiales como cartón, papel o similares. Esto también puede resultar útil para conservar las especias fuera de temporada.

Pequeños detalles que en la mayoría de las cocinas pasan desapercibidos y que de ser aplicados, se apreciaran de manera notable en el sabor, aroma y frescura de los alimentos que consumamos, aportándoles un toque diferencial de manera sencilla.