marinados

La cocina está en constante evolución y transformación y los marinados son una tendencia por la que apuestan restaurantes, carniceros, pescaderos y todos los negocios relacionados con la alimentación.

¿Qué son los marinados?

Son preparados compuestos en su mayoría por especias que se añaden a la carne o el pescado en crudo, para que tengan un sabor diferente cuando se cocinen. Los marinados son muy variados y pueden personalizarse al gusto variando la cantidad de uno de los ingredientes con respecto a los demás, así con con las mismas especias conseguirás sabores distintos para que tus platos sean innovadores.

Marinados más frecuentes:

Aunque cada vez hay más variedad y se aportan sabores más diferentes, los marinados más usados en cocina son los siguientes:

  • BBQ: el famoso sabor a barbacoa que hace que nuestras carnes tengan un toque muy americano. Es ideal para ternera y cerdo.
  • Buffalo: generalmente lo añadimos a las alitas de pollo para que les de un toque picante muy sabroso.
  • Costillar: Un sabor ahumado, con un toque dulce y picante al mismo tiempo. Las costillas marinadas con este preparado son las anfitrionas de una buena barbacoa.
  • Limón: sus componentes cítricos dan un frescor a la carne ideal para preparar platos de pollo.
  • Naranja: el aliado perfecto del salmón, otorga un sabor fresco que hará una receta única.
  • Tex Mex: la combinación del jalapeño, la cebolla y el comino aporta un toque picante a tus carnes que disfrutarás como la propia comida mexicana.
  • Mediterránea: aromas y sabores como el ajo, la albahaca y el aceite de oliva te convertirán tus platos en delicias mediterráneas.

Estos son solo algunos de los marinados más usados, pero combinando las especias que más te gusten, con diferentes aceites y vinagres, conseguirás que tus recetas de siempre sean platos innovadores. Para conocer todos los marinados que ofrecemos en Magenis puedes visitar la página de Sanbros. 

mantequilla-canela

Los desayunos deben ser muy variados y completos, pero las prisas suelen fastidiar esta comida tan importante del día. Para solucionar esto Magenis te enseña a preparar mantequilla de canela, una variante que puedes conservar durante bastante tiempo y te permitirá empezar la mañana con mucho sabor.

Cómo preparar la mantequilla de canela

Ingredientes:

– Leche cruda

– Yogur

– Canela

– Sal

Proceso de elaboración de la mantequilla de canela

En primer lugar vamos a elaborar la propia mantequilla, para lo cual necesitaremos refrigerar la leche cruda durante al menos 1 día. Pasado este tiempo observaremos como en la parte superior queda una crema bastante grasa. Esa parte es la que usaremos.

Retiramos la crema de leche y añadimos en un recipiente esta junto con el yogur (por cada 2 tazas de crema, 1 cucharada de yogur). Posteriormente hay que agitar bien la mezcla que empezará a solidificarse separándose la crema del suero de leche. Esa crema es la mantequilla.

Envuelve la pasta resultante con una estopilla e introducela varias veces en agua helada para limpiarla, cuando el agua ya no resulte blanca, tendremos la mantequilla lista.

Ahora solo queda añadir canela al gusto y remover bien para que toda la pasta se impregne de sabor. En esta parte del proceso también se puede añadir una pizca de sal para potenciar el sabor, pero si sufres de hipertensión este paso es mejor que no lo realices. En ese caso se puede añadir dos cucharadas de miel que harán una mantequilla de canela dulce y llena de sabor.

En Magenis nos encanta mostrar recetas para innovar con especias en vuestra cocina. Son la clave para unos platos personalizados y llenos de sabor que harán que tus invitados queden totalmente satisfechos.

Confía en las especias para cocinar de Magenis, y conoce sus usos y aplicaciones en nuestro blog.

 

especias_para_cocinar

A menudo consideramos que no somos buenos en la cocina porque nuestros platos carecen de personalidad. ¿Y si utilizas especias para cocinar?

En Magenis podemos ayudarte a que tus platos tenga ese toque tuyo que los diferencie del resto y para ello te recomendamos que según el tipo de alimento utilices unos condimentos u otros.

Qué especias usar para cocinar con personalidad

Azafrán:

Es perfecto para arroces y cremas. Es la especia más cara de las que tenemos habitualmente en la cocina pero se necesita una cantidad muy pequeña para darle un toque yodado a tus platos. Además los pinta con un tono amarillento muy agradable a la vista. Recuerda que comemos con todos los sentidos.

Clavo:

Es una de las especias más versátil ya que puedes usarlo para marinados y estofados pero si lo añades molido a tus postres le dará un toque muy dulce.

Canela:

Al contrario que el clavo, la canela es más habitual usarla para postres y dulces. En algunas épocas del año como la Navidad se convierte en un producto clave. Pero para darle a tus platos un toque distinto e inimitable pon un toque de canela que potenciará el resto de sabores y hará una mezcla perfecta.

Comino:

Su resistencia a las altas temperaturas hace que sea frecuente usarlo en los estofados de carne o en los guisos de legumbres. Su sabor es cálido y bastante penetrante, por lo que hay que moderar la cantidad para que no robe protagonismo al resto de ingredientes.

Estos son los usos más curiosos de especias que pueden ayudarte a darle un toque personal a tus platos. Recuerda que usar especias para cocinar va a hacer que tus invitados vuelvan.

Dales un toque Magenis a tus recetas, y consulta todas las curiosidades sobre las especias en nuestra página.