conserva de alimentos

El verano es tiempo de relajación, de no tener horarios, de hacer lo que nos apetece y cuando nos apetece. Nuestra alimentación también cambia, por eso es la época en que la conserva de alimentos requiere más precaución y atención.

5 precauciones para la conserva de alimentos:

Huevos: La cáscara del huevo debe estar completamente limpia antes de cocerlos, al ser porosa, la suciedad pasa al interior. Las mayonesas o salsas que lleven huevo deben consumirse en el momento de su elaboración. Si tomamos mayonesas y salsas industriales siempre se deben conservar en el frigorífico. Nunca debemos tener los huevos a temperatura ambiente en verano y desecharlos ante cualquier sospecha de mal estado.

Lácteos: Aunque los alimentos lácteos necesitan especial atención durante todo el año, en verano estas precauciones deben aumentarse. Si vamos a la playa o piscina, nunca dejaremos lácteos donde pueda dar el sol y sin refrigerar (placas de hielo en bolsas térmicas pueden servir).

Pescado: Siempre congelado (mínimo de 5 días) y si se fríe directamente, con aceite en altas temperaturas (más de 60º). Los glaseantes son una buena opción para conservar todas las propiedades y el aspecto del pescado congelado. También existen tratamientos para la conserva del marisco y crustáceos en general.

Carne: La temperatura de conservación es fundamental para mantener su buen estado y propiedades. Cuando su consumo no vaya a ser inmediato, una buena opción para embutidos y chacinas es la conserva al vacío. Puedes ver aquí las ventajas del envasado al vacío.

Especias: Aunque la conserva de especias requiere de una atención menor no deja de ser necesaria y tener especial cuidado en verano. Siempre se deben mantener en un lugar seco y fresco. Nunca debemos congelar las especias puesto que perderán sus propiedades y aportarán un sabor amargo a las comidas.

El cuidado y conserva de los alimentos en verano es fundamental para garantizar la calidad que ofrecemos. En Magenis tienes los productos necesarios para favorecer esta conserva.

envasado al vacio

Envasado de la carne al vacío:

En el proceso de envasado al vacío es muy importante la temperatura, debido a que disminuye la actividad bacteriana. Las temperaturas aconsejables son de -1 a 5 grados para lograr una vida útil de 3 meses.

Si se refrigera en casa, con temperaturas de 4 a 7 grados, la carne se mantendrá fresca durante 21 días.

En el proceso de descongelación se debe seguir una progresión gradual de la temperatura durante 6-8 horas.

Al mantener la carne envasada al vacío, las baterías aerobias no pueden crecer y mueren. Sin embargo sí que tiene presente un tipo de bacterias, las ácido-lácticas. Estas ayudan a que la carne se conserve en buen estado, alargando así su vida útil hasta más de 8 semanas  a temperaturas entre 1 y 5 grados.

Beneficios de envasar la carne al vacío:

  • Sanidad: Sin oxígeno no proliferan los microorganismos que estropean la carne. Así pueden mantenerse varias semanas con un nivel alto de calidad aunque se traslade de un lado a otro, se almacene o manipule.
  • Ahorro de espacio en las cámaras de refrigeración, almacén y en el transporte.
  • Maduración: La carne para madurar no requiere oxígeno, así que estando envasada puede ir volviéndose más tierna y sabrosa con el tiempo. El proceso lleva de 7 a 90 días.
  • Color: Si la carne envasada tiene un color oscuro, nos garantiza que el proceso de envasado al vacío ha sido bueno. Cuando se abre y pasan 20 minutos, vuelve a recuperar su color normal.
  • Calidad: Al no pasar el oxígeno, el producto no se deteriora, aumentando así el tiempo conserva de la carne fresca en buen estado.
  • Olor: Cuanto más tiempo pase la carne al vacío, más intenso será el olor a ácido láctico. Esto indica que la carne ha sido bien envasada.

Con la llegada de las altas temperaturas, la prevención y el cuidado de la calidad de los productos cárnicos aumenta. En Magenis te asesoramos y ofrecemos la maquinaria necesaria para que tus productos conserven la mayor calidad en cualquier época del año.

 

 

especias de calidad

Una de las variables más demandadas y que todo consumidor busca a la hora de adquirir un producto es la calidad pero… ¿Qué es la calidad? La calidad es el elemento diferencial que puede hacer que tú negocio tenga éxito o que tus productos destaquen. Las especias de calidad son un elemento diferenciador en Magenis.

Especias de calidad

Magenis toma conciencia de la importancia de desarrollar un buen proyecto de calidad que respalde sus alimentos y sus especias, con el fin último de ofrecer a sus clientes buenos productos, que se adecúen a sus necesidades y que estén a la altura de sus expectativas.  Entre las distintas actividades que Magenis lleva a cabo, encontramos desde una serie de servicios cuyo fin es desarrollar la mejor relación posible con sus clientes, hasta el reparto a domicilio o la posibilidad de solicitar asesoramiento técnico para el tratado específico de distintos tipos de productos.

Los proyectos relacionados con dicha disciplina, en los que Magenis se encuentra trabajando en este momento, están enfocados principalmente al cuidado del cliente, la higiene, seguridad y salud de sus productos y especias.  Actualmente, cuenta con el sistema de autocontrol de calidad basado en la metodología HACPP, incluyendo los planes de higiene.

El sistema HACPP es el procedimiento recomendado por la Organización Mundial de la Salud para garantizar alimentos y envases seguros. Dicho sistema es de implantación voluntaria, y no existe hasta el momento ninguna legislación que imponga su aplicación. Se basa en los siguientes principios (análisis de riesgos,  puntos de control críticos, límites de criticidad, sistema para asegurar que los PCC no excedan los límites de criticidad establecidos, acciones correctivas de las alteraciones de los PCC, procedimientos de verificación del sistema y generación y mantenimiento de la información actualizada para el correcto funcionamiento del sistema)

La calidad no solo se encuentra en los productos, tiene que estar presente en todo el proceso de producción. Magenis ofrece este importante distintivo en sus especias, maquinaria y productos auxiliares necesarios para la elaboración de productos finales que, de este modo, pueden estar sumergidos en un proceso de calidad desde el principio hasta el final.

 

 

tipos de cuchillos

Tanto en cocina como en los negocios de venta de productos alimenticios frescos, el corte es clave para mantener la calidad y estética del producto. Conocer qué tipos de cuchillos utilizar para cada tipo de alimento es fundamental. Te contamos cuales son los más usados y las ventajas que aportan al corte.

Tipos de cuchillos

  • Cuchillo cocinero: Se caracteriza por su hoja ancha y su filo duro y estable. El más recomendado para cortar, perlar y trocear verduras.
  • Cuchillo jamonero: Su hoja es larga, fina y flexible. Su filo fino permite el corte de jamón y piezas grandes de carne en lonchas finas y extensas.
  • Cuchillo deshuesador: Su hoja delgada y curva junto a un mango grueso nos permite deshuesar y hacer fuerza en las piezas grandes de carne.
  • Cuchillo de salmón: de apariencia similar al jamonero, con pequeñas hendiduras en su hoja permite cortar y filetear las piezas de pescado.
  • Cuchillo japonés: Con curvatura en la parte superior de su hoja, presenta alveolos que aportan su capacidad antiadherente por lo que son ideales para cortar y lonchear carne y pescado.
  • Hacha de cocina: Es un cuchillo con canto casi recto y hoja muy ancha. Se utiliza para cortar en trozos piezas grandes de carne incluso partir los huesos del interior de estas.
  • Cuchillo de puntilla: Se considera un cuchillo multiusos ya que su tamaño reducido y su hoja terminada en punta permite pelar y cortar todo tipo de verduras.

Existen otros tipos de cuchillos con finalidades más específicas o evidentes como el panero, pero con los anteriormente descritos podemos cubrir todas las necesidades y que la presentación de nuestros platos o productos sea acorde a la calidad de estos.

En Magenis encontrarás todo tipo de cuchillería para tu negocio. Confía en nosotros y obtén todo el material y productos complementarios que necesitas.

especias

Aunque parezca que no tienen fecha de caducidad porque rara vez pierden su olor, es recomendable sustituir las especias de hierbas cada 3 o 4 meses. De igual modo, las especias molidas deben mantenerse por un máximo de 8 a 9 meses. Por su parte, las especias enteras en grano podrían durar hasta dos años. Por eso, siempre que sea posible, es recomendable moler las propias especias enteras, ya que comienzan a perder su sabor tan pronto como se muelen. Desde Magenis, tu proveedor de especias en Sevilla, recomendamos guardar todas las especias selladas herméticamente en un lugar fresco y seco.

incienso especias

Una nueva Semana Santa está a la vuelta de la esquina. Como cada año, el aroma del incienso volverá a impregnar muchos rincones de nuestras calles. ¿Sabías que en su preparación muchas veces se incluyen especias como la vanilla o canela aparte de las resinas naturales que lo componen?

especias

¿Sabías que las ‪especias‬ son utilizadas desde hace miles de años en todo el mundo? No en vano, los romanos fueron los responsables de su introducción en la cocina occidental durante el tráfico de especias con los pueblos de Oriente. Desde entonces, su empleo dentro de la cocina se hizo irregular hasta que alcanzaron su pleno apogeo durante la ‪‎Edad Media‬.

Para producir un solo kilo de ‪‎azafrán se requieren unas 150 mil flores de esta plata aromática‬. En Irán, el principal país productor de este producto, este “oro rojo” –como se le conoce ya por su valor– ha originado una auténtica batalla comercial con el tipo de engaños y distorsiones típicos del tráfico de joyas o de las drogas ilícitas.