mantequilla-canela

Los desayunos deben ser muy variados y completos, pero las prisas suelen fastidiar esta comida tan importante del día. Para solucionar esto Magenis te enseña a preparar mantequilla de canela, una variante que puedes conservar durante bastante tiempo y te permitirá empezar la mañana con mucho sabor.

Cómo preparar la mantequilla de canela

Ingredientes:

– Leche cruda

– Yogur

– Canela

– Sal

Proceso de elaboración de la mantequilla de canela

En primer lugar vamos a elaborar la propia mantequilla, para lo cual necesitaremos refrigerar la leche cruda durante al menos 1 día. Pasado este tiempo observaremos como en la parte superior queda una crema bastante grasa. Esa parte es la que usaremos.

Retiramos la crema de leche y añadimos en un recipiente esta junto con el yogur (por cada 2 tazas de crema, 1 cucharada de yogur). Posteriormente hay que agitar bien la mezcla que empezará a solidificarse separándose la crema del suero de leche. Esa crema es la mantequilla.

Envuelve la pasta resultante con una estopilla e introducela varias veces en agua helada para limpiarla, cuando el agua ya no resulte blanca, tendremos la mantequilla lista.

Ahora solo queda añadir canela al gusto y remover bien para que toda la pasta se impregne de sabor. En esta parte del proceso también se puede añadir una pizca de sal para potenciar el sabor, pero si sufres de hipertensión este paso es mejor que no lo realices. En ese caso se puede añadir dos cucharadas de miel que harán una mantequilla de canela dulce y llena de sabor.

En Magenis nos encanta mostrar recetas para innovar con especias en vuestra cocina. Son la clave para unos platos personalizados y llenos de sabor que harán que tus invitados queden totalmente satisfechos.

Confía en las especias para cocinar de Magenis, y conoce sus usos y aplicaciones en nuestro blog.